¿Cómo podemos darle un aire a nuestra cocina a través de la pintura?

La vida está llena de cambios. A lo largo de los años adquirimos una serie de valores que nos hacen cambiar la personalidad. Más allá de ello, llega un momento en el que nos independizamos y formamos o no una nueva familia e ilusiones. Sin embargo, a veces podemos caer en la rutina, por lo que hay que buscar soluciones eficaces que le hagan frente. En este artículo, descubrimos cómo la pintura nos puede ser de gran ayuda a la hora de transformar no solo una estancia de la casa, sino también nuestra vida.

Cambiar nuestra cocina pintando nuestras paredes

La cocina es una de las estancias del hogar donde más tiempo pasamos. A veces, tenemos la sensación de que la vemos siempre igual y esto nos aburre. Por ello, lo mejor es darle un aire nuevo, pero sin tener que recurrir a una reforma integral que suponga un coste muy elevado de dinero.

Por si lo desconocías, la pintura se postula como una de las opciones más idóneas para darle un toque distinto. Basta con hacer uso de ideas originales, creativas y sencillas para renovar la cocina con un precio muy jugoso.

El primer paso de todos es el de pintar. Hay que empezar por aquella acción que sea más obvia y es que darle una capa de pintura a las paredes y muebles, hacen que una cocina sea totalmente diferente. Así, podemos adecuarla a las tendencias actuales en pintura y hacerla más actual, moderna y a tu gusto. Así, es el momento de coger el rodillo y aplicar siguiendo el mismo sentido siempre el tono de pintura que más te guste.

¿Cómo pintar si hay azulejos?

En el caso de que cuentes con una cocina con azulejos, lo mejor es usar esmaltes, puesto que se adhieren perfectamente. Asimismo, son fuertes y no dejan marcas de rodillo. Un aspecto interesante a tener en cuenta, es que antes de pintar la superficie, se debe limpiar debidamente y posteriormente, deberás ventilar la estancia y seguir las instrucciones del fabricante. Posteriormente, con un rodillo podrás darle las capas de pintura necesarias en función de cuál sea el estado de los azulejos y de la pintura empleada.

Otra de las claves para renovar una cocina es pintar una pared con pintura de tiza. Se trata de una opción muy decorativa y útil con la que podrás apuntar el menú de la semana y los ingredientes que vayas a necesitar en tu despensa.